¿Pensando en sustituir tu viejo ordenador por uno Windows? ¡No! Cámbiate a un iPad Pro

De alguna manera esto se ha vuelto un punto controversial desde el momento del lanzamiento del iPad Pro de 9.7 pulgadas. A pesar de que el tema fue dejado a un lado un poco, voy a ofrecer mis pensamientos acerca de cómo Apple podría explicar por qué un iPad Pro podría ser la mejor actualización de un viejo PC con Windows.

Primero que nada, Windows no es un ordenador totalmente obsoleto. Es probablemente suficientemente bueno para las funciones básicas de un ordenador. Esto no es en realidad una cuestión de iPad vs PC, se trata simplemente de cómo ser el más capaz y eficiente con los recursos y presupuestos que tengas a tu disposición.

¿Pensando en sustituir tu viejo ordenador por uno Windows? ¡No! Cámbiate a un iPad Pro

iPad

Segundo, un ordenador de Windows 10 puede ser una manera de bajar de categoría, los usuarios que invirtieron en Windows 7 ya aprendieron eso. Claro, hay nuevas aplicaciones para Windows 10 pero requiere que vuelvas a comprarlas y volver a aprender a usarlas, en comparación con las aplicaciones de iOS, que solo inviertes en ellas una vez.

Así que deben de estar preguntarse, ¿por qué debería cambiarme a iPad Pro? ¿Qué hace al iPad un producto convincente para los usuarios de Windows?

Primero que nada, la productividad. Encuentro que el iPad me hace más productiva al momento de realizar mis actividades tecnológicas. Es un multiplicador de fuerza para el PC (o Mac) y el teléfono que ya tengo. Segundo, el tiempo que gasto en ella es menor. El 80% de las cosas que tengo que hacer una PC lo puedo hacer en un iPad con mayor facilidad y flexibilidad. El resultado es que el tiempo regresa a mí. Tercero, las aplicaciones, iPad tiene la mayor colección de aplicaciones y en su mayoría están totalmente optimizadas y posee funciones y capacidades que no están disponible en un ordenador o un teléfono. Esa es la clave, ya que si una tableta carece de una gran variedad de aplicaciones optimizadas no sería tan buena. Y por último, la disponibilidad. Un iPad es totalmente portátil, siempre está disponible y la batería tiene un total de diez horas de duración. Para mí, ha sido el dispositivo perfecto para la sala de estar, la sala de conferencias, y muchos lugares en el medio.
El iPad Pro de 9.7 pulgadas abre nuevos caminos en cuanto a términos de adaptación en cuanto a condiciones de luz, esta añade tonos reales, profundidad y una gama cinematográfica ICD-P3. Es la pantalla perfecta creada para comodidad. Además, si le añade aplicaciones como Garage Ban, iMove o eiWork, usted tiene un dispositivo de productividad completo listo para ir “fuera de la caja”.

Inclusive hay una versión con capacidad completa para el paquete de Microsoft Office que trabaja en el BabyPro sin office 365, el cual requiere suscripción, pero esto es algo que ni siquiera se consigue en un Surface. En pocas palabras: el iPad Pro es algo más que una cara bonita de color rosa oro. Es un cambio lógico y convincente de un viejo ordenador con Windows.

Deja un comentario