La cámara del Samsung Galaxy S7 y su rápido enfoque automático

Ya lo dijimos con anterioridad y lo volveremos a repetir si hace falta: los megapíxeles no se pueden tomar como única referencias para medir el rendimiento de una cámara.

Existen un montón de factores que afectan a la calidad de imagen final y a la experiencia de usuario: el sensor, tamaño de abertura, la calidad de la lente, la velocidad de la cámara o la optimización del software, por nombrar algunos factores.

En lo que se refiere a la velocidad de la cámara, Samsung ha hecho grandes progresos con el Galaxy S7 y Galaxy S7 Edge. De hecho, los dos nuevos buques insignia consiguen enfocar mucho más rápido que sus predecesores y durante el Mobile World Congress ya se pudo ver esta característica en acción.

Así, los compañeros de PhoneArena pudieron comparar el Samsung Galaxy S7 con el Galaxy S6 del año pasado e improvisar para ver cuánto más rápido era la cámara del modelo de este año. Y la diferencia entre ambos salta a la vista. Mientras que el Galaxy S7 cambia de enfoque de forma casi instantánea, el Galaxy S6 necesitaba bastante más tiempo para hacerlo.

Pero lo más impresionante de todo es que el Samsung Galaxy S7 es capaz de enfocar rápido, incluso en condiciones de poca luz. Para demostrarlo, Samsung tenía puesta una configuración de cámara para condiciones de baja luz que permitía hacer comparativas y ver resultados. Así, en una prueba entre el Galaxy S7 y el Galaxy S6 Edge+, el nuevo terminal también resultó vencedor. El Galaxy S6 Edge+ no solamente era más lento, sino también menos fiable.

Podéis verlo todo en el siguiente vídeo:

Deja un comentario