Gear VR 2016 Review: Sigue siendo el mejor dispositivo VR para celulares

Con la llegada del nuevo Galaxy Note 7 y el puerto USB Type-C (ha sido el primer celular de Samsung en contar con ello), Samsung necesita actualizar su Gear VR para dar soporte al nuevo puerto/celular. Pero se trata de algo más que una actualización de compatibilidad, aunque no mucho más. Sigue leyendo para saber lo que ha cambiado.

No vamos a escribir una review excesivamente densa, ya que el accesorio sigue siendo en muchos aspecto, el mismo que el de 2015. La experiencia sigue siendo la misma, permitiéndonos insertar en el Gear VR el último buque insignia que en este caso es el Galaxy Note 7 para viajar a mundos diferentes al nuestro. Podemos disfrutar también de excelentes aplicaciones y juegos. Así que vamos a centrarnos en los pocos cambios de este modelo.

La primera vez que te colocas el nuevo Gear VR, uno de los cambios más evidentes que notas es que hay más espacio en su interior. Esto hace que la sensación general que da el dispositivo es que tienes mayor espacio, pero también se ha mejorado la visibilidad que proporciona la lente. La opacidad de las lentes de realidad virtual ha sido un handicap que ha afectado a Gear VR pero también a otros dispositivos más caros como el mismísimo Oculus Rift, pero en esta ocasión parece que se ha prestado atención a solucionar ese problema. Ese espacio extra del nuevo Gear VR, junto con algunas aberturas de la parte posterior del dispositivo ayudan a mejorar la ventilación y a resolver de una vez por todas el problema de vaho generado por la lente.

gear vr

A pesar de que no se han realizado demasiado progresos en esta nueva versión, el hecho de que se haya solucionado el problema del vaho de la lente en el Gear VR ya es algo que añade valor al aparato, que en estos momentos se vende por menos de 100 euros. No es un gran desembolso, pero valorar si merece la pena la actualización o no ya es cosa de cada cual.

Ninguno de los otros cambios ha tenido demasiada relevancia en nuestra experiencia. Aún así decir que ahora cuenta con un botón de inicio en el lado derecho, además del botón de retroceso que es ideal para salir de los juegos. El trackpad ahora tiene mayor tamaño, también es probablemente más cómodo de usar, aunque lo recomendable y más práctico es utilizar un mando siempre y cuando se pueda, de todas formas se trata de un cambio menor.

El nuevo Gear VR también es más versátil. Por defecto cuenta con un conector USB Type-C para el Note 7 (y, presumiblemente, los futuros buques insignia de Samsung), pero también cuenta con un conector micro-USB que lo hace compatible con los “viejos” buques insignia como el Galaxy S7, el Galaxy S7 Edge, Galaxy S6 Edge Plus, Note 5, S6 y S6 Edge. También es rápido y sencillo intercambiar cambiar el celular, así que si vas a compartirlo con un amigo o familiar que usa un móvil diferente con un puerto diferente no habrá problema.

Y hasta ahí es hasta donde llegan prácticamente todos los cambios. Bueno, también ahora los colores han cambiando al azul y negro en lugar del blanco y negro, pero no creemos que nadie vaya a tener problema con ese cambio.

gear vr

Cuando el Gear VR salió al mercado era sin lugar a dudas el mejor dispositivo de realidad virtual que se podría comprar, sacando al Oculus Rift y el HTC Vive que juegan en otra liga y que además de necesitar un PC potente valen bastante más. El Gear VR es una alternativa barata pero de calidad, que para los que quieran introducirse en este mundillo es lo mejor a lo que pueden aspirar.

A principios de 2015, el vicepresidente de Oculus Product – Nate Mitchell – declaró en una entrevista que él creía que el Gear VR solamente tardaría dos o tres años en estar al mismo nivel que el Rift de aquel entonces. Samsung sigue trabajando en su dispositivo pero parece que tendrá que mejorar bastante para alcanzar las cuotas de calidad que ofrece actualmente Oculus Rift.

Si comparamos el Oculus Rift de hoy (que viene a ser más o menos el mismo prototipo Rift Crescent Bay al que se refería por aquel entonces) con el Gear VR, vemos que este último es mucho menos potente que su rival. Pero la predicción de Mitchell se podrá comprobar de aquí al año que viene aproximadamente, y para que lo que expresó en el momento se haga realidad el Gear VR debería poseer la potencia gráfica de una GTX 970 (lo que supondría un gran paso con respecto a la actual generación de chips gráficos para móviles de Qualcomm). También nos gustaría ver algunas características que Oculus si equipa como los controles y otras cosillas. Sería emocionante poder disponer de una experiencia similar en un móvil, esto tiene ventajas como un menor coste y que no se necesitan cables, pero personalmente lo veo complicado, y es que Oculus intentará por todos los medios mantener la diferenciación con Rift para justificar su mayor precio.

Pero dejando a un lado el futuro y lo que puede pasar, pensando en el Gear VR actual, sigue siendo un dispositivo que nos permite disfrutar de la magia que otorga el mundo de la realidad virtual. Cuando pensamos en el enorme coste y en la configuración de PC que necesitamos para aprovechar Vive al máximo y en menor grado para hacer funcionar Oculus Rift, y si lo comparamos con la simplicidad de conectar un celular a un dispositivo de menos de 100 euros como el Gear VR, la tentación no es baladí.

gear vr 2016 con galaxy note 7

Pero quizás en este análisis estamos olvidando un punto importante como es el software existente, y es que durante todo este tiempo Oculus ha estado trabajando en preparar un montón de cosas interesantes para los usuarios, prácticamente cualquier aficionado encontrará algo con lo que jugar. Por su parte Daydream de Google empezará a funcionar en breve, pero incluso con dos años de contenido para Cardboard, Daydream todavía tiene mucho trecho por delante para ponerse a la altura.

Volviendo a Gear VR, después de utilizar Vive y Rift, se hace un poco raro el no disfrutar del seguimiento de posición (los sensores externos son capaces de leer las inclinaciones del cuerpo al movernos por el interior de los mundos virtuales). Los desarrolladores han hecho un gran trabajo con los juegos de Gear VR que solamente utilizan la rotación de la cabeza, pero si vienes de utilizar los otros dispositivos si que puede que busques el inclinar la cabeza hacia adelante para acercarte a algo y te quedarás con las ganas. Nos encantaría ver este tipo de sensores en el Gear VR, incluso aunque esto signifique que hay que configurar algún sensor.

Por tanto, y concluyendo ya, el último Gear VR no es muy diferente de su antecesor, pero la sensación de que es más espacioso y el hecho de que se vea mejor hace que por su bajo precio más de uno se piense el actualizarse.

Y si eres dueño que alguno de los buques insignia de Samung compatibles y todavía no has comprado el Gear VR ni has probado nada de realidad virtual, es una fantástica oportunidad de hacerlo. Con la realidad virtual podrás disfrutar de todo tipo de lugares fantásticos, consiguiendo experiencias que superan en mucho a las de los vídeos y los videojuegos actuales. El nuevo Gear VR no llega al nivel del Vive o el Rift, pero es una forma barata de probar la experiencia.

Añadir Comentario