Bioshock, su fracaso en iOS y el por qué nunca saldrá en Android

Somos muchos los que recordamos a Bioshock (la primera entrega) como uno de los últimos juegos que nos ha hecho disfrutar de verdad y sentir que estábamos jugando a algo único en ese momento. Bioshock mezclaba una historia rica en detalles con acción rápida y directa, dosis de exploración, otras de resolución de puzles y unos gráficos steampunk que para la época (2007) eran impresionantes.

A muchos jugones nos seducía la idea de poder jugar a Bioshock en nuestro smartphone, pero hay que tener en cuenta que la mayor parte de las personas que juegan en móviles no son hardcore gamers, ni siquiera jugadores habituales, sino jugadores casuales que no quieren tener que romperse la cabeza cada vez que abren un juego en los 10 minutos de descanso que tienen en la cafetería.

Es por eso que Bioshock, que si fue lanzado en iOS, nunca triunfó en la plataforma de Apple. Por eso y porque los que jugaron al juego original pueden ver claramente que el detallado de las sombras, los detalles de iluminación, el mapeado y aquella atmósfera decadente que tanto nos agradó, ahora ya no existe. Además, la mecánica de juego, que ya en consola o PC necesitaba de unos buenos reflejos por parte del jugador, en este caso se vuelve imposible y simplemente hay cosas que seremos capaces de hacer.

No estoy diciendo que Bioshock de iOS sea una mala conversión, para nada, pero las comparaciones son odiosas y si lo comparamos con la versión original, sale perdiendo por todos lados, y más si tenemos en cuenta que es un juego por el que hay que pagar bastante y el original de PC, PS3 o Xbox One se puede conseguir hoy en día casi tirado de precio. A eso hay que sumarle el handicap de los controles táctiles que tapan mitad de la pantalla, y aunque se puede comprar un mando, eso ya supone otro desembolso y el hecho de que muchos jugadores no quieren o no pueden llevarse el mando en el bolsillo.

Por todos estos motivos es por los que no habrá un port de Bioshock para Android, porque los desarrolladores ya han aprendido que el mercado de los celulares no es para los juegos AAA salvo en contadas excepciones como con GTA que si ha funcionado bastante bien.

bioshock

Como curiosidad para los fans de Bioshock decir que en 2010 estaba planeado el lanzamiento de una versión recortada del juego conocida como Bioshock Mobile que estaba siendo desarrollada por igFun y que tendría una tercera parte del contenido del primer juego, con los primeros cuatro niveles. Evidentemente los gráficos iban a ser mucho más limitados pero si que nos permitiría enfrentarnos a enemigos utilizando plásmidos y tónicos. La versión 3D del juego estaría disponible para Symbian (Nokia y algunos Sony Ericsson) y habría una versión 2D para celulares Java que si llegó a salir pero que era un juego del montón.

A continuación os dejamos un vídeo de Bioshock Mobile 3D:

Y esta era la versión 2D de Bioshock Mobile:

Así, y aunque hoy en día, con chipsets tan potentes como el Snapdragon 830 a la vuelta de la esquina y pantallas de resolución 4K, sea posible crear un port de calidad pensado para celulares como el Galaxy S8 o similares, la realidad es que haciendo algo así lo único que los desarrolladores están haciendo es cavar su propia tumba. Ya que se comprime el número de potenciales clientes que se pueden tener y nada garantiza el éxito.

La realidad del mercado de juegos para celulares lo tenéis todos ahí, con juegos tan sencillos en gráficos y en mecánica como el Pokémon GO de Niantic Labs que ha arrasado en Android e iOS. Es por eso que no merece la pena para un estudio crear o portar un juego de calidad como Bioshock.

Deja un comentario